Ebru

La raíz de la palabra turca ebru proviene del persa ebr¸ que significa “nube”, refleja la técnica del veteado del papel semejante a una nube.

Cómo se hace

El arte ebru requiere de una gran paciencia. No todos los papeles sirven para el ebru, por lo que la selección es de vital importancia, ya que debe absorber adecuadamente la pintura. Se necesita además una bandeja amplia y baja y goma tragacanto diluida en agua en proporciones específicas.

La preparación de los colores a utilizar también tiene su proceso específico ya que no se pueden usar las pinturas vegetales o químicas que habitualmente se comercializan, sino que debe molerse la pintura finamente en recipientes pequeños, y disolverse en agua para luego agregarle rozaduras de café que evitan a su vez que sedimente en el fondo del recipiente y el color permanezca flotando en la superficie.

Luego de volcarse en la bandeja, la pintura se mezcla o se separa con un palillo de madera para crear los sorprendentes diseños. El papel elegido se pone sobre los diseños apenas entre cinco y diez segundos terminada la obra y se deja secar. Para agregarle una escritura o un diseño específico se utiliza la técnica del rasgado del papel conocida como “veteado de Necmettin”.

 

     

 

     

 

 

Facebook
Twitter