Una Vida Dedicada a la Paz y la Felicidad de la Humanidad

 

Una Vida Dedicada a la Paz y la Felicidad de la Humanidad

 

Nacido en Erzurum, en el este de Turquía, en 1941, M. Fethullah Gülen se educó con algunos ilustres eruditos musulmanes y maes-tros espirituales, estudiando las ciencias religiosas.

 


Gülen también aprendió los principios de las ciencias físicas y sociales modernas. Debido a sus excepcionales aptitudes para el aprendizaje y la con-centración en el estudio pronto superó a sus compañeros.

 

 

En 1958, después de obtener unos excelentes resultados en sus exámenes se le concedió el permiso estatal para predicar y rápidamente fue destinado a un puesto en Esmirna, la tercera provincia más grande de Turquía. Aquí fue donde Gülen empezó a materializar sus principa-les ideas y amplió su comunidad- base de seguidores. En sus ser-mones y discursos destacó las cuestiones sociales más acuciantes del momento: su propósito en concreto fue instar a los jóvenes a que armonizaran la búsqueda de conocimientos intelectuales con la sabiduría espiritual y un activismo humanitario y de vocación social.

 

Gülen no se limitó a enseñar en las zonas más desfavorecidas de las ciudades sino que también viajó a lo largo de las provincias de Anatolia e impartió clases en mezquitas, concejos municipales de vecinos de los pueblos que visitaba e incluso cafeterías. Esto le permitió llegar a una muestra representativa, a un amplio espectro de la población y atraer la atención de la comunidad académica, especialmente el grueso de la población estudiantil. El tema central de sus discursos, pronunciados de manera coloquial o formal, no se limitó solamente a cuestiones religiosas; el habló también acerca de educación, ciencia, Darwinismo, economía y justicia social. Fue la profundidad y la calidad de sus discursos en una amplia variedad de conocimientos lo que impresionó a la comunidad académica y ganó el respeto y atención de sus miembros.

 

Gülen se jubiló de sus obligaciones en el ejercicio de la ense-ñanza en 1981, habiendo inspirado a toda una generación de jóve-nes estudiantes. Sus esfuerzos desde los años sesenta, particular-mente en impulsar una reforma educativa, han hecho de él uno de los personajes públicos más conocidos y respetados en Turquía. Desde 1988 a 1991 pronunció una serie de sermones como predica-dor emérito en algunas de las mezquitas más famosas de las zonas con mayor población, mientras continuaba predicando su mensaje no solo en Turquía sino también en Europa occidental.

 

Facebook
Twitter