El Amor envuelve la Existencia

Sí, el Profeta Muhammad es un hombre de afecto. Él es también conocido como «Jabibullah», que viene de la palabra «jabib» que significa «él que ama a Allah y amado por Allah». Los místicos como Imán Rabbani, Mevlana Jalid y Shah Veliyullah Dehlevi dicen que el rango más alto que una persona puede alcanzar es el amor.

 



 

El Amor envuelve la Existencia

 

Sí, el Profeta Muhammad es un hombre de afecto. Él es también conocido como «Jabibullah», que viene de la palabra «jabib» que significa «él que ama a Allah y amado por Allah». Los místicos como Imán Rabbani, Mevlana Jalid y Shah Veliyullah Dehlevi dicen que el rango más alto que una persona puede alcanzar es el amor.

 

Allah creó todo del amor y la esencia de Islam es tejida de este amor. En las palabras de otro gran místico, el amor es la raison d'être para la existencia de creación. Es obvio que, a pesar de todo esto, no podemos negar que el Islam tenga realmente un elemento de agresión en nombre de la disuasión. Sin embargo, algunas personas toman este elemento, como el pilar del Islam, mientras que el Islam es una religión pacífica. Una vez, un amigo mío quién compartió estos sentimientos, me dijo, «Hablas con cada uno sin imponer cualquier restricción. Este, por su parte, rompe la tensión que tenemos, mientras que nos han enseñado que según el Islam deberíamos mostrar nuestra hostilidad a cierta gente en nombre de Allah». Realmente, este pensamiento se deriva de la interpretación incorrecta de la idea de la disuasión. En el Islam, toda la creación debe ser amada en el nombre de Allah. Lo que debemos odiar son los pensamientos y sentimientos impuros e inmorales y la blasfemia. Allah creó al hombre como una criatura honorable (17:70) y cualquiera puede decir que cada uno es dotado con esta cualidad en diferentes niveles. El Profeta de Allah pasó una vez cerca un entierro judío y se paró para presentar sus respetos. Cuando le recordaron que el hombre enterrado era un judío, Muhammad contestó, «Pero todavía es un humano». Él mostró siempre el valor dado a la humanidad en el Islam.

 

Sí, esta era la grandeza del respeto de nuestro Profeta para con los demás. Las razones que hay detrás de ciertos musulmanes o las instituciones que malinterpretan el Islam implicándolo en ataques terroristas por todo el mundo deberían ser buscadas no en el Islam, sino en esa gente, en sus malentendidos y en otros factores. Tal como el Islam no es una religión del terrorismo, ningún musulmán que correctamente entiende el Islam puede ser identificado como un terrorista.

 

La tolerancia de Islam es tan grande que el Profeta expresamente prohibió hasta la falsificación de algo que ofendería a la gente. A pesar de todos los esfuerzos abnegados de Muhammad, Abu Yahil dejó de ser un musulmán y murió como un desgraciado. De hecho el nombre «Yahil» significa ignorante. Este hombre ignorante y grueso pasó toda su vida como el enemigo del Profeta y su actitud se ha convertido en algo totalmente natural para los musulmanes. Poco después de la conquista La Meca, el hijo musulmán de Abu Yahil comenzó a decir cosas contra su padre en el consejo y fue reprendido por el Profeta por hacer algo así.

 http://es.fgulen.com/content/view/189/23/

Facebook
Twitter