El Ramadan

El Ramadan

 

El Islam esta basado en 5 pilares o fundamentos:

  • 1- Atestiguar que no hay mas Dios que Allah y que Muhammad es su Mensajero.
  • 2- La oración
  • 3- La caridad legal (zakat)
  • 4- La peregrinación a la Meca
  • 5- El ayuno del mes de Ramadan

Todos sabemos que el noveno mes lunar del calendario de la Hegira es "Ramadan". Este es el mes sagrado cuando el Coran fue revelado pro vez primera. El ayuno estricto (siyyam o sawm), tercer pilar del Islam, es observado cada día del mes, después de la aparición de la luna nueva. Asimismo, sabemos, que el Ramadan cobra un sentido especial al ser la ocasión para la convivencia, y que sobretodo, ocupa un lugar encumbrado como institución fundamental, dentro de la práctica del Islam. Hasta tal punto, que su aplicación rigurosa, contiene una significación expiatoria y hasta redentora dentro de la memoria colectiva de los musulmanes.

 

El Ayuno Del Mes De Ramadan

 

La palabra ayuno, significa en arabe abstenerse de, guardarse de..., aplicada a la religión el primer sentido que adquiere es el de renuncia, por piedad, de beber, comer, mantener relaciones sexuales, y de todo lo que sea considerado como susceptible de quebrantar el ayuno, desde el alba, hasta que se oculta el sol. El tercer deber religioso de un musulman, es el ayuno, durante todo un mes cada año. Esta obligación, se inicia cuando se avista el creciente de la luna nueva del mes de Ramadan (el noveno mes) y llega a su término, cuando ya no se la puede ver el mes siguiente. De este modo, el mes se compone de 29 o 30 días y comprende  a todo musulman, ya sea hombre o mujer, dotado de razón, capacidad, y físicamente apto de acometerlo. Están eximidos: los niños impúberes y los enfermos mentales; y pueden postergar su cumplimiento, a una fecha de su conveniencia, los enfermos, las mujeres en estado de menstruación, las embarazadas o quinces se encuentren de viaje. El ayuno, comienza poco antes del alba y llaga a su fin al ocaso del día. El ayunante, se abstiene de todo alimento, bebida, tabaco, etc. De este modo, el fiel, después de haber cumplido, normalmente, el deber del ayuno, al crepúsculo, lo rompe con algo de comer ligero (la tradición aconseja los datiles) antes de cumplir la oración del crepúsculo y después en la cena.

Facebook
Twitter